Documento sin título

ISOCEÑO-GUARANIES

FAMILIA LINGÜÍSTICA:          TUPI  GUARANÍ.
NOMBRE PROPIO: ISOSEÑOS TAPÜI.
NOMBRE ATRIBUIDO: ISOSEÑOS.
UBICACIÓN:

Las comunidades isoseñas están dentro el ecosistema del Gran Chaco, a ambos márgenes del río Parapetí; conforman un distrito indígena perteneciente al municipio de Charagua, al sudeste de la provincia Cordillera, departamento de Santa Cruz.
19° y 20° latitud sur y 62° y 63° longitud oeste.

POBLACIÓN:

8.000 habitantes en Isoso; más dispersos en el departamento de Santa Cruz (PDM Charagua).

N° de COMUNIDADES: 22 comunidades Guaraníes en el Isoso.

ETNOHISTORIA:
Los indígenas que habitan hoy la zona del Isoso, recién fueron nombrados en el siglo XVIII, pertenecen al grupo Tupi-Guaraní. En los años 20 del siglo XX, el primer antropólogo que visitó a los isoseños, Erlan von Nordenskiöld, encontró aun muchos indígenas hablando aparte del guaraní, el chané, lengua arawak. En 1980 existían algunos ancianos (Riester encontró 3) hablando algunas palabras chané. Seguro es que los isoseño son el resultado de la mezcla entre los guerreros ava y el pueblo pacífico de los chanés. Otra teoría es que un grupo de chané se retiró frente a la invasión guaraní antes de la conquista española a la actual zona, refugiándose allí. La guaranización de los isoseño hay que entenderla como un proceso lento que duró varios siglos. La mitología de los isoseño nos transmite que en el siglo pasado, ellos no sólo lucharon contra los matakos y ayoréode, sino también contra los ava que querían ocupar los territorios del Isoso.
         
ECONOMÍA TRADICIONAL:
Su economía está basada en la producción agrícola, donde predomina el maíz, y los cultivos se realizan bajo riego por acequias del río Parapetí. Esta actividad es complementada por la cacería, pesca, recolección estacional de frutos silvestres y la producción ganadera bovina y caprina. Las aves de corral, como gallinas, patos y pavos, son también animales de cría doméstica.
Tiene mayor importancia la venta de la fuerza de trabajo, sobre todo como zafreros en Santa Cruz, que ocasiona una elevada tasa de migración temporal que puede llegar al 80% de la población masculina. Muchos zafreros para la caña de azúcar se quedan para la cosecha de algodón.  
         
IDEOLOGÍA:
Los isoseños tienen una complicada cosmovisión y una amplia y rica mitología. Siguen celebrando cultos tradicionales, como «El Gran Fumar», vehículo de comunión colectiva y representación de la identidad propia, en cuya cabeza está el chamán, el Ipaye.

 

 

 Nro. Visitas:434627 Creditos